La historia moderna del acabado por flujo  "Wave finishing" se remonta a los años ‘70, cuando Rollwasch construyó la primera máquina a tanque giratoria, que ahora se llama RoboTEP. Este programa se basa en el uso de la robótica a 360 °. La creciente necesidad por parte del cliente de integrar la tecnología con sistemas altamente especializados y de alta tecnología nos ha permitido entrar en sinergia con diferentes socios nacionales en el campo de la esmerilladura robótica.
La sinergia creada por la integración de la esmerilladura, el acabado a vibración, el tamboreamento y el acabado con máquina TEP ofrece una nueva visión internacional y tecnologíca dentro de los equipos de acabado. Por último, si bien no menos importante, gracias a la oferta de ingeniería Rollwasch también podemos proponer soluciones Robo Blast, o mejor, las soluciones de arenado, chorreado y granallado asistida por la robótica.